Protocolo de Actuación

El protocolo de actuación completo en caso de solicitarse una intervención individualizada, que sufrirá siempre modificaciones para adaptarse a la demanda específica, contemplará los siguientes pasos:

  • Entrevista Familiar de Evaluación para concretar la demanda, aclarar las características del proceso de evaluación e intervención y recabar información sobre el menor y su contexto.
  • Entrevista Individual con el menor (a partir de los 6 años) para conocer cómo percibe él su situación, su contexto (escolar, familiar y social) y sus expectativas, intereses, sentimientos, autoconcepto, etc. O bien "Observación directa" del menor dentro del contexto familiar (si tiene menos de 6 años).
  • En función de la información recabada (y siempre que sea convenido con los padres) se llevará a cabo una Evaluación Psicológica del menor (suele suponer alrededor de 3 o 4 sesiones) y la entrega de un Informe Psicológico (siempre que sea solicitado por la familia). 
  • Entrevista Familiar de Devolución para exponer las hipótesis explicativas del comportamiento del menor (Análisis Funcional de Conducta) y acordar las hipótesis de mejora junto a un Plan de Trabajo Individualizado (con orientaciones para la familia).
  • Sesiones de intervención directa con el menor por parte del Psicólogo Educativo o Psicoterapeuta, si se estima conveniente, destinadas a cubrir las necesidades detectadas o a potenciar un ámbito de desarrollo específico.

 

 Estas intervenciones requieren de un intercambio de información continuado con los responsables internos del centro al que asiste el menor y con la familia. Es decir, los responsables del centro deben conocer el tipo de intervención que éste sigue y, a su vez, el Psicólogo Educativo o Psicoterapeuta debe conocer si dicha intervención produce efectos de mejora en el proceso de aprendizaje del menor.